Diez Latidos X Segunda Vez (Capítulo 3)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tiempo de lectura ⏱️: 4 minuto(s)

Se sintió como un siglo desde el último, pero ya tenemos nuevo capítulo de 10lxs y… Ok, vamos a saltarnos la introducción, porque tienen que leer el final ¡YA!

Comenzamos con la extensión de la escena donde Ester, psicópata sexual, mira a su prima tener sexo con su novio Andrés años atrás. Se ve que él disfruta esto, pero no recibimos mucho más detalle.

Marcos, Daniela y Laura desayunan, esta vez sin pepino. Todo muy raro (o reordenado económica y monetariamente). Y descubrimos entonces que Marcos está planeando irse del país. Vamos, ¿quién no? Pero aun no le dice nada a Fede.

Daniela revela que Sandro vino a Cuba para casarse con Karen y poderse quedar en Londres, lo cual altera mucho a Marcos, demostrando que lo tiene ‘superado’ no, lo siguiente.

Ester y Gabo están en una sesión de fotos y les toca besarse, oportunidad que ella aprovecha para sacarse unas perrillas, apostándole su paga a que no aguantaría una tarde juntos sin querer besarla.

El protagonista de la próxima escena es el pecho de Diego saliendo del baño, que falló al no pedirle la cita a Daniela por videollamada, y por la falta de estímulo visual, ella lo rechaza.

Instantáneamente Hugo le escribe con las mismas intenciones, y ella, aún sin estímulo visual, le acepta. ¿Cómo era esto de la escobita nueva?

Trío, 10lxs, studio lights
Hugo, Diego y Daniela, uno de los tríos amorosos que abundan en la serie. Foto: Playxon

Marcos, en legítimo y soberano acto de ridiculez, va a confrontar a Sandro acerca de su casamiento con Karen, y termina girándosele la torta cuando este le pregunta a qué realmente fue allí. ¿Habrá sido a entender?

Al llegar a casa, Marcos es recibido, merecidamente, por Daniela y Laura cantándole el exitazo “Papelacera”.

Daniela le pide entonces a Laura que salgan esa noche, a lo que ella le responde que no tiene dinero (al fin un poco de pobreza en esta serie, ya empezábamos a sentirnos raros); pero termina convenciéndola al decirle que el objetivo es invitar a “un piezo”.

Fede, que ya sabemos que no anda por muy buenos pasos, tampoco anda por muy buenos arrabales, y precisamente en uno se encuentra con su camello, interpretado por el talentoso Jotabarrioz, que termina dándole pepino picado en vez de buena merca, porque Fede le debe dinero.

Ester y Gabo caminan por el parque, recordándonos las citas pobretonas de Laura y Miguel (cosa que no esperábamos de ella). Aun así, la chica se ve bastante interesada en la conversación y le echa el ojito a él.

Al llegar a la casa, en el momento de la despedida, ella lo intenta besar…

¿Intenta? ¿Ester? Sí, amigos. Le hicieron la cobra. Y para colmo perdió la apuesta. Pero el Gabo es un caballero y le dice que no quiere el dinero, le da un beso en la cara y se va.

Esta historia tiene cosa.

Por su parte, Karen está empacando, porque se va unos días para Trinidad. Va a dejar a su piezo solo… es decir, a Sandro, que se nota preocupado y quiere hablar sobre la boda.

Ella le dice que los motivos de la boda están claros y pospone la conversación para su regreso; aun así, que la decisión está en sus manos.

Amiga, cuando el gato no está en casa… eso.

Ya en la noche, estando en un bar, llega el verdadero piezo, Hugo, y Daniela lo presenta, excepto a Fede, que ya lo conocía; y vaya si lo conocía…

Laura va a la barra con planes de pedirse el Bohemian Rhapsody de las bebidas: algo intenso y que durara toda la noche; pero allí la está acosando con la mirada (tanto que se la bota) quien luego descubrimos que es el dueño del bar, Estéfano, y acaba invitándola a ella y sus amigos con una botella carísima.

Pareja, hombre alto, 10lxs
Laura y Estéfano, el nuevo personaje de 10lxs. Foto: Playxon

En la mesa, Daniela y Hugo coquetean y acaban besándose. Llega entonces Laura con Estéfano, lo presenta y le pide que se quede con ellos.

Toda la noche Fede había estado mirando sospechosamente a Hugo y mirando su celular, hasta que, como le dice a Marcos “encontró lo que buscaba”.

Hugo se levanta para ir al baño. Fede lo sigue y entra cuando este aun no ha salido.

Entre risas maquiavélicas y aspiraciones de polvos blancos, Fede habla de cirugías en España, cambios de apariencia y lenguas largas…

No entendemos mucho.

Hugo le pide que no le cuente a Daniela. Le ofrece ceder a la insinuación de chantaje.

Pero ni siquiera Fede cree saber cuánto cuesta que Daniela no se entere de que Hugo antes era una chica llamada Lía, y que ahora es un hombre transexual.

EL FIN.

¿Te cuadró?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0

Betto Góngora

Intento de cantante, tuitero, productor, fotógrafo, editor y estomatólogo... Algunos me salen mejor que otros... Escribo tuits, blogs, canciones, o lo que surja. Apple FanBoy en Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com